Los 3 componentes de la uva

Empecemos por el principio, ¿cómo clasificar los vinos? Esto se suele hacer haciendo referencia la uva, a sus componentes o propiedades. Por eso he decidido empezar por la uva, dado que de ahí vienen los componentes del vino.

El vino proviene de la fermentación de la uva, eso esta claro. Pero de dónde provienen los azúcares, ácidos, el alcohol, así como la amplia gama de colores, sabores y aromas, eso ya es más complicado.

La uva a su vez proviene de la vid, un arbusto constituido por raíces, tronco, sarmientos, hojas, flores y fruto. La especie más importante es Vitis Vinifera, también llamada cepa. La uva contiene aproximadamente un 75% de pulpa, 20% de piel y un 5% de semillas.

La pulpa contiene principalmente agua, siendo esta un 80% de su peso. Después, el componente más presente es el azúcar. Y finalmente pequeñas cantidades de ácidos, minerales, pectinas y algunas vitaminas elaboradas por la vid que actúan como factores de crecimiento. Al inicio, la uva contiene una gran cantidad de ácidos. El contenido final de ácidos depende del tipo de variedad o cepa y del clima. Según madura la uva, aumenta el contenido en azúcares y los ácidos van disminuyendo. Los azúcares se forman en las hojas mediante fotosíntesis y en la madera de la cepa. El azúcar es una parte esencial para la vinificación porque será transformado en alcohol.

La piel de la uva, también llamada hollejo, será responsable del aroma, sabor, color y taninos. El tanino añade tanto amargor como astringencia. Es decir, un sabor seco, áspero y rugoso que se puede notar especialmente en el medio de la lengua y la parte delantera de la boca. El té negro sin azúcar es un gran ejemplo de puro tanino disuelto en agua. Los taninos se encuentran más comúnmente en el vino tinto, aunque los vinos blancos también los tienen debido a su crianza en barricas de madera.

Las semillas también contienen a su vez taninos.

El raspón o escobajo forma parte de la estructura vegetal del racimo. Tendrá una influencia en el contenido de taninos del vino. Todo dependerá de si se dejan para su prensado o no.

Aquí tienes un corte de la uva explicando cada una de sus partes.

Cuando la uva se transforme en vino habrá que tener en cuenta su alcohol, acidez, taninos, sabor afrutado y cómo sea de seco para poder clasificarlo. Como hemos visto, todos estos factores ya vendrán marcados por el tipo de uva que de origen al vino.

Si ves que me he saltado alguna otra parte fundamental en los componentes de la uva, ¡compártelo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>